sábado, 1 de septiembre de 2007

yo confieso...

A veces me he parado a pensar la causa de las manías o excentricidades de algunas personas...si dependerá de sus circunstancias o del carácter de cada uno....O si, realmente, es como se suele decir "Hija cuando más vieja, más pelleja"...Yo, lo reconozco, tengo ciertas excentricidades que, lejos de ocultarlas o avergonzarme de ellas, me rio -buen ejercicio-.
Por ejemplo, yo no como pescado -en mi casa-, pero no porque no me guste -que me encanta- sino porque no hay cosa que más odie que...;Ir a la pescadería y ver todos esos bichos allí, tendidos en el hielo y con un perejil en la boca...y esos ojos saltones salidos de las órbitas....Luego está el pedir "la vez" , importante porque si no, esas marujas que con la disculpa de "niña, déjame ver aquellas sardinas" y darle cháchara al pescadero se te cuelan como nada...Al fin, cuando consigues hacerte un sitio en primera fila, con los dientes de los peces casi en tu ombligo que piensas "como se resbale uno, se me mete dentro del pantalón...", va el pescadero y se pone a quitarle las escamas a un pescao de esos!!!!..."Joe,hijo, le habrás quitado al pez las escamas pero vamos, las tengo yo todas en la cara...". (De ahí entendí lo de la piel escamada)...Y cuando por fin te quitas la escama del ojo y te pones a pedir "una dorada pequeña", te empieza a decir el tio "de ración o grande? con cabeza o sin ella?, te dejo las espina? , fileteada o abierta????..." joe con el tio, que lo único que te estoy pidiendo el un pez abierto en canal, coño!!!". Y cuando te la ha metido en una bolsa....Llega lo peor...Por dónde coges la bolsa???. Yo que no hay cosa que menos soporte que el olor a pescado en mis manos, prefiero sacar un clinex y con él coger la bolsa aunque parezca un poco de pirada pero....y el dinero??? Hay veces que si me tiene que devolver hago como que tengo las manos ocupadas y ..."métemelo en la cartera,anda"...Luego viene el siguiente proceso; limpiarlo. Agggs que asco....yo, en mi empeño de no tener contacto directo alguno con el pez, prefiero ponerme unos guantes para arrancarle las vísceras aunque corra el peligro de que se me resbale hacia arriba y acabe con él en la cara....Pero...lo peor lo peor es el olor que produce al freirlo que se te pega al pelo y luego vas oliendo por ahí a pescado frito...Yo,para eso, además de cocinarlo con la campana puesta y la ventana abierta, me he agenciado un gorro de esos de ducha de los hoteles que lo tengo ahí para esas ocasiones...Claro, que los vecinos que me vean lavando un pescado con guantes y friéndolo con un gorro de ducha de esos con gomilla y volantito....Lo suelo hacer a la plancha, sabe más y es más sano, además de porque le tengo miedo al aceite...¿¿Y si me salta -el aceite no el pez-???. Por esa causa también casi no como huevos fritos -mamá, no te preocupes que como bien, eh?- pero claro, eso de echar el huevo en el aceite hirviendo y luego mover el aceite...Para eso, he ideado mi propia técnica...Cómo freir un huevo a un metro de distancia y ,lo mejor de todo, no quemarse en el intento...Cojo la espumadera por la parte más extrema y me envuelvo el brazo y la mano con trapos...Asi, si salta, no lo noto!!!.Ni qué decir tiene el problema que se me plantea si hago tortilla de patata -por eso casi no hago- . O está hecha sólo por un lado o acabo comiendo un revoltijo de patatas con huevo....(pero qué revoltijo..mmmmmm)
También he descubierto otra manía...guardar cajas. No hay rincón en mi casa donde no haya cajas de algo plegadas...Eso me viene de las 10 mudanzas que he hecho durante mi vida -no de piel, sino mudanzas de trasladarme-. Y es que cuando te trasladas, tu primera tarea es la búsqueda de cajas...La mejor hora; a partir de las 8 o 9 de la noche...Allí donde hay tiendas, hay cajas...Asi que acabas parándote en todos los contenedores en su busca..Hay que ser rápidos por que son muy demandadas...De ello, te queda una especie de síndrome que te dura toda la vida y hace que el resto de tus días, cuando vas paseando sin más, tu mirada se dirija inconscientemente allá donde hay cajas amontonadas y ya flipas en colores si ves un caja de 50 x 50 con las esquinas reforzadas !!!!. Me meo del gusto sólo de pensarlo....Tengo una amiga que no es psicóloga pero sabe mucho de eso y más cuando está borracha, que dice que yo voy a tener Sindrome de Diógenes...yo la digo, que mi única mania reside en guardar cajas vacías...pero creo que soy demasiado maniática y escrupulosa como para traerme cosas de la basura...a menos que lo haga con guantes...Pero vamos, que no soy la única con manías o excentricidades...Por ejemplo, la prima de mi amiga la pseudo-psicóloga-borracha, que se las da de maniática de la limpieza -que en pleno siglo XXI, dice que ella friega el suelo de rodillas con un trapo porque las fregonas no limpian - luego, la marrana de ella se dedica a limpiar los cristales con el mocho....Anda, que manda huevos!...Que yo la digo "pues anda bonita, que te quedarán los cristales....finos!". Pero lo mejor es lo de su amiga; la amiga de mi amiga la que no es psicóloga pero ejerce de ello cuando está borracha, que dice que ella la única manera que tiene de ir por la mañana al baño (...), es cerrarse en él con el café del desayuno, la tostada, el periódico y el cigarro para después y además que así adelgaza porque del mismo modo que entra la comida....sale...
Así que después de esto veo que lo mio no es tan grave...o quizás si??.Ya le preguntaré a mi amiga que hoy sábado me dará buenos consejos...

2 comentarios:

carlota dijo...

Antes de nada, como luego nunca aparece mi identidad, soy Carlota. Ja, ja...me encantaría verte de esa guisa. La próxima barbacoa, de pescado, y tu la pinche. He intentado recordar alguna manía mía y creo que no tengo, como no sea las típicas: cerrar la puerta del baño, los grifos que gotean, no poner flores o plantas en recipientes de plástico, pero de eso tiene la culpa el Feng Shui. Si me acuerdo de algo más ya te diré... Un abrazo.
23 septiembre 1:43

carlota dijo...

mmmm....que bonitos colores has puesto. ¿que tal va la lista? jeje. Ya se que soy una pesada. Un beso.
25 septiembre 23:05